Amira lo sana todo

Quizás, muchas veces decimos que la vida es dura..
Que las cosas se ponen cada vez más difíciles…
y nos realizamos la famosa pregunta.. ¿por qué a mí?
Pero ver los ojos hermosos de mi hija me hicieron entender que no hay dolor más grande en el mundo que su carita de ángel no la pueda alivianar..
Que no existen terceros… solo tú nena preciosa… que con tan solo decir “mamá” llenas de alegría mi corazón roto.
Gracias por haber nacido querida hija, sos el mejor regalo que Dios me ha dado.

Anuncios

¡Vamos Paraguay!

Tu hinchada, tu pueblo… está contigo…
Vamos albirroja, cada día se siente tu fuerza, tu entrega y tu garra..
Garcias por tus grandes victorias..
Gracias por las grandes satisfacciones que me has dado